Buscar este blog

Motivación en estado puro.

Loading...

Seguidores

jueves, 17 de noviembre de 2011

Entonces tú serías diferente, del resto de la gente , si me siento derrotada , tú me haces mas fuerte.

Me gustaría que vinieses a por mi , que escapásemos. Un viaje , un destino , sin rumbo , donde sea ¿Que importa? Estar juntos es lo principal. Roma, París , Londres, Australia.. todo tan romántico. Me gustaría que me tocaras a la ventana tres golpecitos una de estas noches. Que me susurrases que vienes a llevarme a un mundo nuevo , a nuestro mundo , a nuestro rincón donde nadie pudiese nunca encontrarnos. Perdidos en las olas del amor , en las sábanas de la dulzura. Me gustaría que algún día repitiésemos aquellos primeros meses , ahora tan lejanos, pero que no fueron ni mejores ni peores que los actuales. Me gustaría que me sacases a bailar , una canción lenta , nuestra canción, susurrándome al oído.. "And after all.. you're my wonderwall..."  Hay miles , millones de cosas que me gustaría hacer a tu lado, y cariño, para eso tenemos toda la vida por delante. Pero sin duda, lo que mas me gusta , eres tú. Tú y tu forma de hacerme reir , de besarme, de acariciarme , de TODO. Tú y tu sonrisa, tú y tu mirada, tú y tu interior. A si que no lo dudes un instante pequeño, escapémonos de la realidad , vayamos a ese mundo donde un "nosotros" ya sobra para vivir felices.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Las bonitas palabras se las lleva el viento, los gestos los atrapa el corazón.

Eso dicen , ¿Será que es verdad? Y es que ¿Será real que vale mas besar a alguien que decirle un te quiero? Opino que es mas fácil besar y callar , que hablar y aprender a herrar. Coger a alguien , abrazarle , sentirle , eso es especial , pero nada se compara a estar en una cama. Bajo una manta, suave y fina , pero no necesitas más por que a tu lado está el. Tus pies se rozan con los suyos pero no llegan a hacerlo demasiado , simplemente dejan que sea el viento el que los acaricie conjuntamente. Tu cara, pegada a la suya. Tu respiración acompañada  a la de su corazón. Y ya no es el momento, es el qué hablar. Es el poder decir "no sabes lo que siento por ti , por que es demasiado grande". Eso hace que cualquier momento , sea el tríple , o infinitamente más especial que como era antes. Hacer que os miréis a los ojos , suspiréis. Mirarse y pensar el uno en el otro , en cuanto le quieres , en cuanto te quiere. En cuanto quieres vivir con él o ella, en cuantos momentos quiere pasar contigo en la cama. Claramente eso no sería lo mismo si no estuviesen las caricias , los besos , las miradas.. Y es que simplemente pienso que no es "Las palabras se las lleva el viento y los gestos el corazón" sinó que el corazón quiere apropiarse de un momento , mezclado , claramente , con algunas de esas palabras que nuestro querido viento, ha llevado alguna vez.

martes, 1 de noviembre de 2011

Por favor , que se pare el mundo , que yo me bajo.

Hay situaciones en las que lo único que queremos es parar. Decir basta y quedarte quieto. Correr bajo la lluvia y tumbarte en medio de la carretera a escuchar, el silencio, nuestro mejor aliado, la naturaleza, la música del aire, la melodía de la nada. Respirar hondo y pensar las cosas , ni dos ni tres , sino cincuenta veces, ver en lo que nos puede favorecer y en lo que nos perjudicará. O dejar la mente en blanco. La mejor de las terapias , sin duda. Ni psicólogos ni horas enteras de estar con los amigos riéndote, lo que mejor te viene cuando tienes que pensar es la soledad. Encontrarte a ti mismo allá donde quiera que esté ese "yo" y ser libre. Volar por un cielo en el que nunca encontraremos obstáculos. Nunca nos hemos parado a pensar que quizá el ser libre es una utopía. Nunca lo somos. Nunca nos hemos parado a pensar en qué pasaría si las personas no tuvieran ese rato de dejar la mente en blanco , ese momento de correr bajo la lluvia. Actuaríamos sin pensar , y necesitamos hacerlo. 
Tumbarte en la cama una hora antes de irte a dormir , sensación única. Pensar , imaginar , liberarte de tus problemas y solo pensar en tus deseos y en lo que realmente merece la pena. Eso es, sin duda , la mejor de las situaciones.