Buscar este blog

Motivación en estado puro.

Loading...

Seguidores

viernes, 27 de enero de 2012

How wonderful life is, now you're in the world.

Por mucho que parezca simple y repetitivo, empezaré diciendo que te amo. Empezare diciéndote que tú , en tu más inmensa grandeza como persona, has hecho que me rinda a tí. Me has hecho ver que de verdad las personas pueden ser maravillosas sin pedir nada a cambio, me has hecho sentir cosas de las cuales se que solo tú podías haberme hecho sentir de esa forma, me has dedicado miradas y sonrisas cómplices de noches de ternura que solo tú y yo guardamos en nuestra memoria, en nuestra pequeña cajita de recuerdos, de la cual solo podemos tener el código tú y yo, nadie mas. Has hecho que seas mi último pensamiento del día, y mi razón de levantarme. Has conseguido que sonría cuando parecía imposible, me has ayudado, aconsejado. Y es que llega el momento en el cual eres más de lo que una persona normal pudiera desear. Ese momento en el que ves como no puede parar de crecer tu amor hacia él y te asustas. Y piensas , ¿Por qué a mi? ¿Qué tengo yo que no tengan las demás?, y es que es eso justamente lo que me da miedo, no tenerte. Me da miedo que la gente se de cuenta de como eres , de como tratas a la gente que quieres , de como no puedes dejar a nadie solo, de como puedes acariciar y ser acariciado y transmitir un sentimiento más fuerte que una aurora boreal, que un estallido de color, que una explosión de dinamita. Pero es lo bueno de tenerte, que sé que jamás dejarás que continúe sin tí, al igual que yo jamás permetiré que tu lo hagas sin mí. 
 
Gracias por casi dos años de felicidad, te mereces esto, y más.

Los mejores días, son los que te levantas pensando que será tan solo uno más que pasar en el calendario.

Días en los que las personas no tienen algo concreto que hacer, si no que dejan correr las agujas del reloj como si el propio viento las moviera. Entonces es cuando algo, por insignificante que sea, hace que ese día tenga algo que no esperabas, algo especial. Sin embargo, cuando planeamos que algo en ese día salga bien, siempre sale peor de lo esperado. Y eso es gracias a nuestras propias esperanzas, ya que nos creamos en nuestra propia mente la simulación de dicho evento y creemos que sucederá tal y como lo hemos imaginado, y por un solo detalle que falle, todo se hunde. Pero esto no significa que tengamos que ver las cosas con pesimismo, ni si quiera que tengamos que imaginar que las cosas van a suceder terriblemente para luego alegrarnos, no. Esto significa ni más ni menos que debemos dejar de dar siete vueltas a las cosas, que debemos dormir y que ese problema tan grave o ese evento del día, semana, mes, lo que sea que venga, se diluya con nuestros sueños, que no demos vueltas en la cama, que no nos mordamos las uñas, que no movamos la pierna sin parar, o que no nos duela el estómago. Son cosas que hay que evitar, como decía aquella frase, "ya lo pensaré mañana".

sábado, 7 de enero de 2012

Take my hand, take a breath..

"It’s one in a million, the chances of feeling the way we do".


El amor , ese viejo sentimiento , sin límites, sin una sola fecha de final , simplemente es aprender a vivir la vida día a día ,sin pensar que narices va a venir el día de mañana. El amor es saber besar cuando es el momento oportuno, no cuando alguien te lo pide. Sí, el amor es algo de lo cual ni tú ni yo podremos nunca decir algo concreto, solo que, si tú quieres , puede ser infinito.

Y sí, ahora vas a prometerme que serás tú el que esté predestinado a estar conmigo, aora vas a cogerme y a no soltarme jamás , a llevarme a esos queridos tres metros sobre el cielo, allá donde solo van los enamorados.

miércoles, 4 de enero de 2012

And you can tell everybody... this is your song.

Cada día que despiertes, tu mente almacenará una pequeña lección más. Sí, eso pasará día a día, hasta que llegará alguna soleada mañana en la cual te darás cuenta que no necesitas aprender más, por que tus sentimientos se habrán hecho mayores, y tu persona habrá crecido hasta un máximo.

martes, 3 de enero de 2012

We want to be what ever will be.

Soy testaruda, me gusta serlo. Soy cabezona, egoísta con lo que quiero, y muy , pero que muy perfeccionista. Necesito verme al espejo mil y una veces hasta dar por fin con el aspecto adecuado, aun que para otros lo tenga a la segunda, para mi no. Soy orgullosa, y sí, me encanta ser todo esto. Y me gusta serlo por que las personas nos caracterizamos por nuestra personalidad, no por la del vecino. Nos caracterizamos por saber apreciar cosas que los demás no aprecian, por saber reconocer algo que no te gusta aun que a todos tus amigos les encante, por no decir a alguien lo genial que le queda alguna que otra prenda para luego criticarla a las espaldas. Y es que es eso lo que nos diferencia a unos de otros , y no hay más. La gente intenta e intenta más y más parecerse unos a otros, como clones , como seres que una máquina ha creado tal y como son y solo se ha dedicado a hacer copias y más copias. Menos mal que queda gente con personalidad de la que copiarse , ¿Verdad?.
Hipocresía: creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, o cualidades que se exigen en las demás personas, y que uno en realidad no tiene.La hipocresía en sí es un tipo de mentira.
Esa es la definición de algo a lo que nosotros llamamos : Tener más caras que un dado. Ir con unos y con otros como si fueras amigo de todos y todas, y luego ir poniendo en contra a los demás. 
Entre los clones y la hipocresía, nace la falta de personalidad que nos rodea, poco a poco va desapareciendo esa gente, pero simplemente les incito a atreverse a pensar por si mismos. 

lunes, 2 de enero de 2012

Adiós, 2011.

Este año no ha sido como los demás. Ha sido un año que empezó no demasiado bien , los malos royos embargaron la época de San Valentín y algún que otro mes más adelante. Sin embargo nada pudo hacer que dejara de ser feliz, ¿Cómo no serlo? Si nada más empezar el año , el día uno de Enero de este pasado 2011, ya estaba él ahí. Ya tenía mi precioso mensaje de "Feliz año, quiero un 2011 contigo". Quizá no sea el más largo, pero sí el más significativo. Pasaron los días, y llegó nuestro querido 23. 23 de Febrero, un año a tu lado. Recuerdo ese día, recuerdo nuestra mirada , recuerdo nuestra sonrisa... recuerdo nuestro beso. Largo, pero no demasiado. Tierno y dulce, pero con ganas cada vez de más y más. Este año ha sido diferente, ha sido extraño. Acostumbrarse a cambiar de vida nunca es fácil, pero tú has hecho que todo sea más cómodo. Cuando yo tenía cualquier problema, por enorme que fuera, tu venías y me sonreías , y me dabas alguna idea disparatada que , quieras o no, conseguía hacerme olvidar cada uno de los segundos malos vividos atrás. ¿Exámenes? ¿Broncas con los padres? Nada conseguía hacer que cuando estuviera contigo todo fuera perfecto. Esas tardes en el árbol, en aquella plaza lejana , sentados en los bancos, bolsas de pipas, y esas queridas tardes de lluvia donde nuestro refugio era alguna de nuestras casas. Oír la lluvia caer sobre la ventana mientras mi cabeza reposa sobre tu pecho, ¿Para qué quiero más? Y cuando ya creía que todo no podría ir a mejor , llegó el verano. Dicen que es el primer verano el que nunca se olvida , pero aun que este haya sido el segundo, ha sido inolvidable. Aquellos paseos por la arena a la luz de la Luna, aquellos besos en la piscina y aquellas mañanas calurosas, intentando almorzar lo que fuera, pero que nos diera algo de frescor. Aquellos 23, el el cine viendo cualquier película, risas, miedo, lágrimas, todo parecía perfecto contigo, siempre contigo. Han pasado ya unos meses después de todo aquello, pero todo sigue siendo igual de especial. Cada reencuentro, cada mirada , cada arrebato de pasión, de ternura, sigue siendo algo que solo tú y yo entendemos , que solo tú y yo sabemos apreciar.
Viene un nuevo año y ha empezado bien, muy bien. La verdad , no sé como va a ser este tercer año que vamos a vivir conjuntamente, pero lo que si sé es que, por mucho que pase el tiempo, nunca te querré más que el día siguiente, ni menos que el anterior.
No cambies nunca, pues las grandes personas son como son por que saben apreciar lo que tienen , y no buscan siempre la perfección en si mismo, sino que aprenden a encontrarla con sus propias cualidades.
Un 23 de Febrero empezó todo, mi Dani.