Buscar este blog

Motivación en estado puro.

Loading...

Seguidores

domingo, 8 de abril de 2012

We're the best team.

¿Sabes esto que dicen, que las amistades que haces durante la adolescencia y que consiguen seguir siéndolo después de pasar esta etapa, son ya para siempre? No es sencillo querer a alguien que se levanta bien día sí día no. Que a veces quiere salir y otras prefiere quedarse en casa viendo una peli, o con el ordenador. Que a veces siente calor, y otras frío. Alguien que haya días que necesite mil y un abrazos y hayan algunos que no quiere que nadie se le acerque. No, no es fácil. Pero supongo que todo entra dentro de la comprensión, la confianza. Saber que una persona, por muy bipolar, cabezota o seca que sea, cuando necesites un hombro en el que llorar, cuando necesites una mano que te seque las lágrimas o cuando necesites a alguien que te diga lo estúpida que eres por estar mal por tonterías así, va a estar. Que se recorra un par de kilómetros por estar contigo, por darte un abrazo tan fuerte que te duela la espalda después. ¿Eso? Eso es mejor que cualquier sensación. Eso es vida. ¿Qué mas da si discutiste con quien sea esta mañana? ¿Si te levantaste con el pie torcido y ya nada te salió bien? ¿Que importa si en esos momentos no eres la persona más feliz del mundo? Todo se olvida. Pasa una estrella. Fugaz, sencilla. Un velo que lo cubre todo y hace que tu mundo se vuelva de color, vivo.
Y sí, quizá sean esas personas las que, pasados los años, pasada la adolescencia, vayan a tu casa casi todos los días a ver si sigues sonriendo como el primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario