Buscar este blog

Motivación en estado puro.

Loading...

Seguidores

lunes, 2 de enero de 2012

Adiós, 2011.

Este año no ha sido como los demás. Ha sido un año que empezó no demasiado bien , los malos royos embargaron la época de San Valentín y algún que otro mes más adelante. Sin embargo nada pudo hacer que dejara de ser feliz, ¿Cómo no serlo? Si nada más empezar el año , el día uno de Enero de este pasado 2011, ya estaba él ahí. Ya tenía mi precioso mensaje de "Feliz año, quiero un 2011 contigo". Quizá no sea el más largo, pero sí el más significativo. Pasaron los días, y llegó nuestro querido 23. 23 de Febrero, un año a tu lado. Recuerdo ese día, recuerdo nuestra mirada , recuerdo nuestra sonrisa... recuerdo nuestro beso. Largo, pero no demasiado. Tierno y dulce, pero con ganas cada vez de más y más. Este año ha sido diferente, ha sido extraño. Acostumbrarse a cambiar de vida nunca es fácil, pero tú has hecho que todo sea más cómodo. Cuando yo tenía cualquier problema, por enorme que fuera, tu venías y me sonreías , y me dabas alguna idea disparatada que , quieras o no, conseguía hacerme olvidar cada uno de los segundos malos vividos atrás. ¿Exámenes? ¿Broncas con los padres? Nada conseguía hacer que cuando estuviera contigo todo fuera perfecto. Esas tardes en el árbol, en aquella plaza lejana , sentados en los bancos, bolsas de pipas, y esas queridas tardes de lluvia donde nuestro refugio era alguna de nuestras casas. Oír la lluvia caer sobre la ventana mientras mi cabeza reposa sobre tu pecho, ¿Para qué quiero más? Y cuando ya creía que todo no podría ir a mejor , llegó el verano. Dicen que es el primer verano el que nunca se olvida , pero aun que este haya sido el segundo, ha sido inolvidable. Aquellos paseos por la arena a la luz de la Luna, aquellos besos en la piscina y aquellas mañanas calurosas, intentando almorzar lo que fuera, pero que nos diera algo de frescor. Aquellos 23, el el cine viendo cualquier película, risas, miedo, lágrimas, todo parecía perfecto contigo, siempre contigo. Han pasado ya unos meses después de todo aquello, pero todo sigue siendo igual de especial. Cada reencuentro, cada mirada , cada arrebato de pasión, de ternura, sigue siendo algo que solo tú y yo entendemos , que solo tú y yo sabemos apreciar.
Viene un nuevo año y ha empezado bien, muy bien. La verdad , no sé como va a ser este tercer año que vamos a vivir conjuntamente, pero lo que si sé es que, por mucho que pase el tiempo, nunca te querré más que el día siguiente, ni menos que el anterior.
No cambies nunca, pues las grandes personas son como son por que saben apreciar lo que tienen , y no buscan siempre la perfección en si mismo, sino que aprenden a encontrarla con sus propias cualidades.
Un 23 de Febrero empezó todo, mi Dani.

No hay comentarios:

Publicar un comentario